Carlos Mata: “Nunca me he sentido un galán”, dice el actor de telenovelas y cantante que trae su show cómico por primera vez a Ecuador este 12 de octubre

Su obra unipersonal 'Desnudo con sombrero' se presentará en el Teatro Centro de Arte este miércoles 12 de octubre. Luego estará en Quito y Cuenca.

Es una faceta casi desconocida para los ecuatorianos, pero es una de las que más disfruta. “¡Me encanta la comedia, me encanta reír y hacer reír a la gente!”, enfatiza el reconocido cantante y actor de telenovelas venezolano Carlos Mata, quien está en Ecuador para presentar su show cómico y musical Desnudo con sombrero. Esta puesta en escena, cuyo título hace referencia a las obras del pintor belga Magritte, llegará primero a Guayaquil, al Teatro Centro de Arte (Sala Principal) este miércoles 12 de octubre. Luego cumplirá otras dos fechas adicionales la próxima semana, en Cuenca, el 18 de octubre, y luego en Quito, el 19.

En este show de un solo hombre, el protagonista de las inolvidables telenovelas Cristal (1985), La dama de rosa (1986) -y de decenas de títulos más, de hecho- quiere desnudarse, en sentido figurado, ante el público para repasar juntos, bajo una luz humorística, los hechos que marcaron su infancia, su juventud, y sobre todo su extensa carrera artística de casi 50 años, que incluye la televisión, el canto, la pintura, el teatro (su primera escuela actoral) y la arquitectura (su primera profesión, para quienes no lo recuerden).

La idea de este espectáculo, con el que ha recorrido España, Argentina y otros países latinoamericanos, surgió porque Mata, de 70 años, considera que nunca se ha tomado la fama en serio. “Nunca me sentí identificado con ese título que me pusieron en la prensa de ‘galán de telenovelas’”, comenta muy relajado en esta entrevista realizada apenas llegó al puerto principal el lunes 10 de octubre, en pleno feriado guayaquileño. “No siento que tenía las características de un galán, como medir más de un metro ochenta y tres, alzar la ceja cada vez que hablo o hablar así (imposta la voz)”.

Pero algo sí tenía Mata que la cubana Delia Fiallo (1924-2021), recordada como la gran escritora y guionista de culebrones (historias de acentuado carácter melodramático, explica la RAE), lo convenció para protagonizar las telenovelas que lo eternizaron en pantallas tan lejanas a nuestra Latinoamérica, como las de Israel y Turquía. “Delia me dejó hacer estos personajes a mi manera, poniéndole mi estilo y a ella le gustó mucho”, recuerda

Y ese ‘algo’ todavía está ahí después de tanto tiempo, que lo mantiene vigente en muchos países y en especial en Ecuador, donde justamente hace unos cinco años un canal local retransmitió La dama de rosa“Nunca sufrí del ego”, responde Mata a modo de dilucidar por qué después de tanto años aún es muy recordado y sobre todo muy querido. “Siempre tuve personas a mi alrededor que me decían que debía hacerme sentir inalcanzable para la gente, pero nunca me sentí cómodo con eso. Si una señora quiere saludarme, tomarse fotos conmigo, darme un abrazo, ¿por qué me voy a negar?”, aclara el intérprete que antes de esta entrevista saludó con beso y abrazo a esta periodista, algo que no es muy común para los artistas de su talla.

Aunque le quedan personajes “en el tintero” que le hubiera encantado interpretar, dice, en el extremo opuesto al perfil de galán, como un pirata, el Mercucio de Romeo y Julieta, o el Tirano Aguirre, retratado por la historia como un sanguinario conquistador español que falleció en Venezuela, Carlos Mata está muy agradecido con su multifacética carrera y especialmente con su vida personal, aclarando que tiene una relación maravillosa con sus tres hijos. Eso se notará en Desnudo con sombrero, una obra en la que intercalará sus éxitos musicales (prepare el pañuelo para escuchar en vivo Déjame intentar) y permitirá que el público le mande preguntas, en un sombrero, y de forma anónima. Así promete modestamente hacernos reír y sobre todo, reírnos con él.

Las entradas al show de Desnudo con sombrero, de Carlos Mata, están disponibles en los puntos de venta de Ticketshow. Precios en Guayaquil: $ 38.50, $ 48.50 y $ 61.50. El show en Cuenca será el martes 18 de octubre en el Teatro Casa de la Cultura; boletos: $ 21.50, $ 31.50 y $ 41.50. En Quito la presentación será el miércoles 19 de octubre, en Casa de La Música; valor de las entradas: $ 36.50, $ 48.50 y $ 61.50.

Auspiciantes
Auspiciantes