• Km. 4.5 Vía a la Costa, Guayaquil-Ecuador
  • +593 200 36 99

Artista María Clara Ambrosini, una promesa del ballet

La guayaquileña María Clara Ambrosini ganó medalla de oro en el Miami International Ballet Competition, un concurso que contó con 200 participantes de todas partes del mundo.

La guayaquileña María Clara Ambrosini ganó medalla de oro en el Miami International Ballet Competition, un concurso que contó con 200 participantes de todas partes del mundo. La joven se inició en la danza a los dos años de edad y estuvo por trece en la Escuela Rusa de Ballet, y por tres más en la academia Pam Danza Teatro.

En este evento, que se realizó del 23 al 27 de enero, presentó tres bailes: uno de danza contemporánea y dos de danza clásica. En el concurso tuvo que realizar una coreografía por día: Paquita, Diana y Action y Non-conformist.Además, fue invitada al cierre exclusivo de la premiación en la que bailó Paquita.

“El jurado de este evento eran profesionales de todo el mundo, directores de academias de danza, inclusive unos asiáticos, entre otros”, comenta la bailarina, quien fue la única representante de Ecuador en esta competencia.

“Elegí a Irina (Pesántez) para que me pula porque es la única en el país con Agrippina Vaganova. No le hubiera confiado a nadie más mi preparación. Ella es la mejor”, afirma.

En noviembre del año pasado, Ambrosini regresó a Ecuador para prepararse para su competencia de enero con Irina Pesántez en danza clásica y con Belén Burgos en danza contemporánea.

 

Ambrosini tiene 20 años y ya ha ganado varias medallas y reconocimientos nacionales e internacionales. En septiembre del 2016 tuvo un contrato por un año en el Ballet del Centro del Conocimiento en Argentina.

Irina Pesántez, profesora de danza de Ambrosini, pasó aproximadamente tres horas durante dos meses y medio practicando para este concurso en la ciudad de Miami. “Fue un placer trabajar con María Clara porque es muy profesional, disciplinada y especialmente confía en mí”, dice esta profesora del Teatro Centro de Arte.

Ambrosini ganó en la división Profesional, la más alta de la competencia. Tras su premiación, recibió la medalla de oro, una beca en Italia (Accademia Internazionale Coreutica), diplomas, certificados, sesión de fotos, $ 200 en la marca Zarély y $ 1.000 en efectivo. También ha estado en la Escuela de Ballet Ruso de Ana Wiesner.

¿Cómo llega a esta competencia? Tiene una invitación de Yanis Pikieris, director de una academia de danza en Miami. “Lo conocí porque era parte del jurado en mi anterior competencia en Argentina”, afirma Ambrosini, quien ha participado en países como Perú, Argentina, Estados Unidos, Italia, España, entre otros. (I)

Nuestros auspiciantes

Castell Defels