• Km. 4.5 Vía a la Costa, Guayaquil-Ecuador
  • +593 200 36 99

Treinta años de subir de subir el nivel del arte y cultura

Tres décadas de formar a niños y jóvenes en el arte y la cultura, y de ofrecer espectáculos de nivel internacional, han marcado la historia del Teatro Centro de Artes, inaugurado el 16 de enero de 1988 de la mano de la Fundación Sociedad Femenina de Cultu

res décadas de formar a niños y jóvenes en el arte y la cultura, y de ofrecer espectáculos de nivel internacional, han marcado la historia del Teatro Centro de Artes, inaugurado el 16 de enero de 1988 de la mano de la Fundación Sociedad Femenina de Cultura.

Su escenario permitió a Guayaquil recibir y apreciar a artistas españoles como el guitarrista Paco de Lucía y el tenor José Carreras, o al mimo y actor francés Marcel Marceau. Allí se han presentado el Teatro Negro de Praga, los Niños Cantores de Viena, además de cantantes populares como los argentinos Susana Rinaldi y el fallecido Facundo Cabral.

Unos, en programas organizados por la Sociedad Femenina de Cultura, agrupación que tiene a su cargo este centro cultural; y otros, traídos por empresarios locales que han alquilado las instalaciones, ubicadas en el km 4,5 de la vía a Daule; o por artistas que han hecho de este espacio un lugar vivo.

El aspecto formativo ha sido la prioridad de esta institución que cuenta con las escuelas de ballet Inge Bruckmann (mentora de la institución), la de música, la de artes plásticas y los talleres de artes escénicas, de donde han salido miles de estudiantes, muchos de los cuales luego han pasado a formar parte del entorno artístico de Guayaquil o son representantes del país a nivel internacional.

También destaca el programa Semilleros, que desde 2006 permite a niños de escasos recursos acceder gratuitamente a la enseñanza artística en horarios matutinos. Más de mil han sido los beneficiados, aparte de los cien que ahora acuden.

Para Marcela del Río, presidenta de la fundación, es un orgullo poder decir que el TCA ofrece espectáculos al mismo tiempo que educa a su público. “Somos un centro artístico y cultural, no solamente un teatro”.

Una de las actividades que han mantenido es el programa mensual Encuentros, que aborda una diversidad de áreas, que van desde la literatura hasta el cine o la música. Escritores como Antonio Skármeta, de Chile, y pintores como Omar Rayo, de Colombia, han sido invitados a este espacio.

El TCA está formado por un complejo de tres edificios con cinco pisos que incluyen un teatro principal con capacidad para 869 asistentes, el teatro experimental (240) y una sala multiartes (80). Adicionalmente cuenta con salas de exhibiciones y aulas para las escuelas.

Desde finales del año pasado inició un proceso de renovación de la infraestructura, construida por expertos de la Universidad de Yale de New Haven, Connecticut (EE. UU.). Ahora cambia sus tradicionales fachadas grises por diseños de Peter Mussfeldt, artista local de origen alemán.

Todo esto con motivo de su trigésimo aniversario, por el cual además se han programado varias actividades que se desarrollarán de abril a diciembre. La agenda incluye el montaje de una trilogía sobre la dramaturgia del autor español Federico García Lorca, con las obras ‘La casa de Bernarda Alba’, ‘Bodas de sangre’ y ‘Yerma’.

En julio se presentará la ópera cómica italiana ‘El elíxir de amor’. Pero la celebración central será en agosto con otra presentación de ópera, con laOrquesta Filarmónica Municipal de Guayaquil, que tiene su sede en el teatro.

Los retos de los directivos de la institución están enfocados en el área social. Aumentará el número de alumnos del programa Semillero y abrirá las puertas a jóvenes valores, a través de festivales de cortometrajes e intercolegiales de música inédita que se llevarán a cabo este año.

“Los 30 años de excelencia que ha tenido el teatro más antiguo de Guayaquil, los vamos a mantener con base en el trabajo y el apoyo de quienes ven en esta institución una escuela de gestión cultural”, asegura Del Río, para quien la competencia no ha sido un problema, sino más bien la oportunidad de poder demostrar el cariño de la gente que sigue fiel a la institución.

Vicky Coronel de Bajaña da fe de ello. Su hija Brunella, de 15 años, se acaba de graduar en la escuela de ballet. “Fue una excelente preparación que le permitió a mi hija explotar sus habilidades en este campo. Estoy agradecida con la enseñanza que le han brindado”.

El premio a la excelencia

El Teatro Centro de Artes (TCA) obtuvo el galardón de la categoría ‘Arte y Cultura’ en los Premios Líderes Ciudadanos, evento organizado por la Escuela deEmprendimiento y Liderazgo. El objetivo es homenajear a ecuatorianos e instituciones que han desarrollado un trabajo continuo en el tiempo y poseen una trayectoria comprobable por su excelencia y creatividad, aportando a la trascendencia del arte y la cultura del país.

Las votaciones se efectuaron a través de las redes sociales. Con un 65 % de respaldo, obtuvo el primer lugar. Los otros finalistas fueron el Teatro Sánchez Aguilar y el dramaturgo Christian Cortez.

 

treinta-anos-subir-subir-nivel-arte-cultura

Nuestros auspiciantes