A pocos días del Teatro Negro de Praga en Quito y Guayaquil: ‘Tenemos muchas ganas de estar de nuevo en Ecuador’

En entrevista con EL UNIVERSO, Jiri A. Srnec, director del grupo, cuenta lo emocionados que están de volver al país con un espectáculo que homenajea a su padre.

En las manos del elenco del Teatro Negro de Praga los sueños parecieran recobrar vida de una manera especial. En medio de la oscuridad, los colores fluorescentes destacan con una magia única que, a primera vista, no solo deja ver objetos volando sobre el escenario, sino también construyen historias que en su momento nacieron de la mente y corazón del auténtico Jiri Srnec (1931-2021).

 

Luego de 11 años regresa a Ecuador la compañía originaria de la República Checa, con un espectáculo que reúne lo mejor de su repertorio escénico de casi 60 años de trayectoria. Presentarán dos funciones, una en Quito y otra en Guayaquil.

 

Teatro Negro de Praga traer lo mejor de su repertorio escénico a Quito y Guayaquil. Foto: Cortesía

En entrevista con EL UNIVERSO, Jiri A. Srnec, hijo del fundador del teatro, cuenta lo emocionados que están de volver al país con un espectáculo que rinde tributo a la memoria de su padre. “Ya tenemos un público que nos está esperando, por eso es mucho mejor volver para nosotros porque el público sabe qué esperar de nosotros. Entonces tenemos muchas ganas de estar de nuevo en Ecuador”, declara el artista.

 

Bajo el nombre de Lo mejor del Teatro Negro de Praga, el espectáculo reúne memorables escenas de sus más reconocidas obras como La lavandera, Las maletas, El fotógrafo, El violinista, El prisionero, El mago, El caballo, El pescado, El taxista y Los faroles.

“Muestran cómo el teatro negro ha evolucionado… estos sketches van a gustar a todos, niños, adultos, abuelas (…) esta es la primera gira después de que falleció (Jiri Srnec) y podemos decir que es un homenaje a su trabajo, a su vida”, afirma el checo.

 

Teatro Negro de Praga traer lo mejor de su repertorio escénico a Quito y Guayaquil. Foto: Cortesía

No adelanta detalles de la puesta en escena, porque dice que es un secreto del Teatro Negro de Praga. “Lo único que puedo decir que casi toda la escenografía necesita colores fluorescentes, los sonidos son los originales grabados en analógico durante todos estos años 1958-1961-1967, tienen bastante historia”.

Resalta que son las manos de los artistas los que dan vida a los objetos en escena. “No usamos efectos especiales”, enfatiza con orgullo. El elenco de este espectáculo lo conforman dos técnicos y siete artistas, entre bailarines, actores y mimos.

En el 2011 Srnec afirmó a este Diario que su misión era que la compañía sea reconocida por su calidad, algo que hasta ahora admite haber logrado. “Queremos ser reconocidos por nuestra calidad (…) lo que hace que el Teatro Negro de Praga lleve tantos años y que los promotores de diferentes países nos sigan invitando es porque mi papá hizo algo que era muy creativo, las historias que tratamos son de verdad, lo que hacen especial a este teatro, no tanto la técnica”, señala.

 

Teatro Negro de Praga traer lo mejor de su repertorio escénico a Quito y Guayaquil. Foto: Cortesía

Su padre y fundador de la compañía, Jiri Srnec, falleció el 28 de noviembre de 2021, cuando tenía 90 años. Fue un director, compositor, actor y escenógrafo que revolucionó el teatro checoslovaco, apuntando a la imaginación a través de la técnica china de la cámara oscura. “La fantasía es una de las mayores riquezas del ser humano”, decía el hombre, que entrada su tercera edad empezó a dirigir las giras a la distancia.

“Mi papá era como un alma de teatro que estaba presente todo el tiempo”, declara a este Diario, el heredero de la compañía y responsable del teatro desde hace unos quince años.

 

“Mi papá tuvo un alma creativa que no paraba, estaba creando en todo tiempo y tuvo muchos temas de los que quería tratar… yo no tengo tanto eso, para mí lo importante es tener buena calidad en el escenario, tener gente que está feliz, actores profesionales, entonces estoy buscando ahora algún director -una nueva alma- que pueda llevar algo parecido que mi papá”, confiesa el artista que continúa con el legado de su padre.

 

Teatro Negro de Praga traer lo mejor de su repertorio escénico a Quito y Guayaquil. Foto: Cortesía

Desde su creación han recorrido con sus espectáculos por más de 60 países en el mundo, viajes que consideran especiales por el intercambio cultural. “Este tipo de teatro, donde no usamos palabras, permite esto, viajar a todo el mundo. Y para nosotros es interesante descubrir las diferentes reacciones de la gente. En Japón es un público muy silencioso durante toda la función, pero después es un aplauso grande que dura muchos minutos. En Ecuador y en Latinoamérica es un público muy cordial… es un público que sentimos, que está compartiendo en función, que también está creando función con nosotros”, describe.

Es más, hay países en los que han tenido que adaptar el montaje, por la forma de vida del lugar. Cuenta que en Arabia no podían mostrar las escenas donde los personajes toman alcohol, por ejemplo.

 

Teatro Negro de Praga traer lo mejor de su repertorio escénico a Quito y Guayaquil. Foto: Cortesía

Lo mejor del Teatro Negro de Praga estará en Guayaquil este viernes 21 de octubre, a las 20:00, en el Teatro Centro de Arte. En Quito la función será el sábado 22 de octubre a las 20:00. en el Teatro Nacional de la Casa de la Cultura Ecuatoriana. Las entradas se encuentran a la venta en la página oficial de TicketShow.

Costo de entradas para Guayaquil: platea top box $ 120, luneta baja $ 90, luneta alta $ 70.

Costo de entradas para Quito: butaca vip $ 80, platea $ 70, luneta baja $ 50, luneta alta $ 40. (I)

Auspiciantes
Auspiciantes
Auspiciantes
Auspiciantes
Auspiciantes
Auspiciantes
Auspiciantes
Auspiciantes