• Av. Carlos Julio Arosemena Km 4.5, Av. del Bombero, Guayaquil 090601
  • +593 200 36 99
  • +593 98 632 0442


“Ver gente joven en el público me motiva a seguir dando conciertos”, dice el reconocido pianista Richard Clayderman que tocará en Guayaquil el 13 de mayo

El virtuoso francés ofrecerá un show en el Teatro Centro de Arte donde tocará sus temas populares y las nuevas melodías de su trabajo reciente, 'Forever Love'.

Guayaquil siempre ha sido uno de los destinos infaltables para las giras en Sudamérica del famoso pianista francés Richard Clayderman. Ha tocado en el Puerto Principal en múltiples ocasiones: en el 2003, 2008, 2010, 2011 (junto con el también pianista argentino Raúl Di Blasio), 2016... Ahora que prepara su primer tour luego de que se han levantado casi todas las restricciones por la pandemia del coronavirus no será la excepción.

 

El denominado ‘Príncipe del romance’ ofrecerá un concierto este viernes 13 de mayo en el Teatro Centro de Arte León Febres Cordero, donde además de tocar sus tradicionales temas interpretará las nuevas composiciones que integran su más reciente trabajo.

 

“En mi repertorio presentaré los temas de mi nuevo álbum Forever love y también mis temas originales, los más populares que, aunque sean conocidos, siempre trato de interpretarlos de una forma fresca para el público”, comparte el intérprete en una entrevista exclusiva con este Diario.

Por supuesto incluirá su famosa Balada para Adeline, escrita por el compositor Paul de Senneville en homenaje a la segunda hija de Senneville , a quien llamó justamente con el nombre de la canción.

 

Empecé mi carrera hace 45 años con esa canción, por lo que Adeline tiene ahora esa edad”, explica el virtuoso cuyo nombre real es Philippe Pagès. De hecho, recuerda, hizo un show de tv en Alemania con ella, que ya tiene dos hijos. Y Senneville ha compuesto varios temas para Clayderman (como Sonata HúngaraA Comme AmourJardín chino).

“Es un melodía muy agradable. Han pasado los años y sigue siendo placentero para mí tocar este tema, solo o con una gran orquesta”. En esta ocasión en Guayaquil, Clayderman estará acompañado por el violinista ecuatoriano Jorge Saade.

 

Han sido dos años difíciles por la pandemia que nos ha alejado a todos los artistas y músicos de los conciertos”, reconoce el pianista de 68 años. “Cuando mis tours se suspendieron, seguí practicando durante el confinamiento”.

Ciertamente el tipo de música con la que Richard se ha vuelto un ícono, la música instrumental, ligera y romántica, se resiste a desaparecer. “Muchos niños cuando empiezan a tocar el piano lo hacen aprendiendo mis melodías, creo que es una gran recompensa para mi carrera y es una forma de llegar a las nuevas generaciones. Entre los fanáticos que veo en mis audiencias hay gente joven también y eso me motiva a seguir haciendo mis conciertos”, reflexiona el artista.

Aunque también escucha otros estilos de música, como jazz y fusion jazz, le encanta el romance que despliega con sus dedos sobre el teclado. “Creo que es positivo para las nuevas generaciones descubrir mi música y este tipo de melodías suaves. Necesitamos este tipo de música sobre todo en estos tiempos tan locos, porque nos relajan”.

Por eso el francés sigue trabajando y solo se imagina así mismo haciéndolo por varios años más. Cuando se le pregunta si alguna vez ha pensado en retirarse, enseguida responde ¡No! “Quiero seguir tocando por lo menos 10 años más”.

Su nuevo disco Forever Love se compone de 12 canciones grabadas en estudio, con 5 composiciones originales del compositor que lo ha acompañado en toda su carrera, más tres piezas clásicas. También ha versionado canciones actuales, como Viva la vida de Coldplay; y Perfect, de Ed Sheeran.

Las entradas para el concierto de Clayderman están disponibles en la web Ticketshow y en las boleterías del teatro. Los precios oscilan entre $160 (platea alta) y $400 (zona vip).