Pianista polaco-canadiense toca en honor a Franz Liszt

Ha sido definido como “un pianista virtuoso”, “un artista consumado” y de “dedos ágiles” por la crítica especializada y medios como el Miami Herald. Se trata del polaco-canadiense Adam Aleksander, que esta noche, en el Teatro Centro de Arte, ofrece un recital de piano en honor al compositor húngaro Franz Liszt.

“La música de Liszt está muy cerca de mi corazón. Fue uno de los más grandes pianistas y compositores de su época, su música demanda mucho del intérprete, ya que utiliza todo el espectro del instrumento, es apasionada, poderosa y puede ser muy profunda y poética”, manifiesta Aleksander en referencia al compositor húngaro, de quien este mes se recuerdan 125 años de su muerte.

Pero, asimismo, en este año se celebra el bicentenario de su nacimiento. “Por eso pensé que este recital es una manera muy especial de rendirle tributo a su genio”, explica el pianista, quien ha estudiado con Sergei Babayan, en el Cleveland Institute of Music; y Regina Smendzianka, en la Academia Chopin de Varsovia.

“Mis maestros representan lo mejor de la escuela pianística polaca (Smendzianka) y rusa (Babayan), y han tenido un profundo efecto en el desarrollo de mi técnica”, explica el artista.

Su talento ha sido premiado en varios concursos internacionales de piano, en ciudades como Barcelona (España), París, Miami (Estados Unidos) y su natal Edmonton (Canadá).

De Ecuador –donde en años anteriores ya ha realizado una gira que incluyó a Cuenca, Quito y Guayaquil– asegura conocer parte de su musicalidad, pues junto con el violinista Jorge Saade grabó, en 1993, el disco Recital, en el que incluye Danza Ecuatoriana, del compositor Enrique Espín Yépez.

“Ecuador debe de estar orgulloso de sus compositores, ya que poseen un gran talento”, señala Aleksander. Sin embargo, añade que no es un experto en la música ecuatoriana, “pero disfruto mucho interpretándola y por supuesto grabándola”.

Afirma tener una cercana relación con el violinista ecuatoriano, porque junto a él ha ofrecido varios espectáculos.

“Su pasión y dedicación por la música son una inspiración. Como intérprete, sabe comunicar sus sentimientos al público”, cuenta el pianista. “Su calidez y sencillez como persona fluyen en sus interpretaciones, y su amor por la música es contagioso”, agrega Aleksander, quien llega al país invitado por la Dirección Cultural Guayaquil y el Ministerio de Cultura.

En este recital, por rendir homenaje a Franz Liszt, interpretará sus Estudios Trascendentales para piano junto con música de Franz Schubert. “Existen muy pocos pianistas en el mundo que interpretan estos estudios y hay muy pocas grabaciones de los mismos”, sostiene el músico, quien además afirma que esta obra es una de las más difíciles escritas para piano no solo por su dificultad técnica, sino por su belleza y profundidad.

“Ser un pianista clásico demanda muchos sacrificios, desde los inicios (...) y continúan durante toda la carrera. Es una profesión tan bella y especial que no la cambiaría por nada en el mundo”, dice el pianista polaco-canadiense.

“Siento la música y el piano como parte de mi vida, la esencia misma de ella es lo que soy, y no me veo haciendo otra cosa”, finalizó el artista.

Apuntes

El recital que ofrece hoy, a las 20:00, el pianista polaco-canadiense Adam Aleksander se cumple en el teatro principal del Centro de Arte, ubicado en el km 4½ de la vía a Daule. El ingreso es libre.

Este espectáculo lo organizan la Dirección Cultural Guayaquil y el Ministerio de Cultura para celebrar los 200 años de nacimiento del compositor húngaro Franz Liszt.

 
Auspiciantes
Auspiciantes
Auspiciantes
Auspiciantes
Auspiciantes
Auspiciantes
Auspiciantes